Nutrireset by Eva Grau

La dieta depurativa es perfecta para limpiarnos por dentro

Antes de entrar en detalle de los beneficios que nos aporta una dieta depurativa, debemos saber exactamente en qué consiste. Y, sobre todo, destacar que siempre es mejor seguir las recomendaciones de un experto cualificado.

Como su nombre indica, este tipo de dieta depura (limpieza) nuestro organismo por dentro mediante ingredientes naturales que contienen propiedades adecuadas para evacuar los líquidos nocivos y liberarlo de toxinas, limpiando el aparato digestivo.

Las dietas depurativas constan de alimentos frescos, fruta y mucha verdura. la ingesta de líquidos, ya sea en forma de zumos, infusiones o agua, ayudará al proceso de depuración.

Si hablamos de la cocción, mejor si lo hacemos en el vapor o en la plancha, evitar las frituras, enlucidos y exceso de grasas. Pollo, pescado, huevos y arroz son los platos que debemos priorizar.

Los órganos vitales que intervienen en el proceso de depuración

Los elementos tóxicos que se encuentran en nuestro cuerpo deben ser eliminados a fin de que nuestros órganos puedan realizar sus funciones con la máxima facilidad posible. Con una dieta depurativa les ayudaremos a eliminar las sustancias nocivas y evitaremos enfermedades o efectos nocivos para el cuerpo.

Los riñones y el hígado son los principales órganos que realizan estas funciones, pero la piel y los pulmones también llevan a cabo funciones importantes de excreción.

Hígado: Todas las sustancias que ingerimos transitan a través de él. Su función principal es la de filtrar los alimentos y secretar los vertidos en el intestino. Es muy importante mantener sana nuestra zona gastrointestinal, pues ésta se altera con la toma de medicamentos o alimentos poco recomendables.

Los Riñones: se encargan de la manutención hídrica del organismo, a través de ellos son eliminadas las toxinas de bajo peso molecular.

La piel: A través de las glándulas sebáceas y sudoríparas se excretan, por ejemplo, excesos de grasas que se manifiestan como acné u otras alteraciones cutáneas.

Los pulmones: A través de ellos eliminamos substancias volátiles.

¿Cuándo y por qué hacer una dieta depurativa?

Estamos permanentemente en contacto con elementos nocivos para nuestro organismo, factores como contaminación, bacterias, virus, elementos químicos en suspensión, etc. con distintas procedencias y que penetran a través de los pulmones, la piel o la alimentación. En algunos casos, es posible que el nuestro propio cuerpo metabolice sustancias tóxicas y también tengamos que tomar cartas en el asunto.

Para eliminar un sobrepeso, aunque no es el objetivo primordial, ya que éste es la limpieza interior y ayudar a nuestro cuerpo a aliviar esfuerzos y que pueda trabajar de la forma más óptima posible. Pero sí ayuda a liberar algunos quilitos de más.

También nos ayudará a combatir los efectos del envejecimiento prematuro que se muestra en nuestro aspecto, puesto que debemos tener en cuenta que, un órgano como la piel, es un elemento revelador de nuestra salud.

Otro momento adecuado para hacer una dieta depurativa, es después de épocas en las que hemos descuidado nuestra alimentación o hemos comido en exceso, como en Navidad, vacaciones, comidas sociales o familiares, etc. Nos ayudará a compensar el exceso de calorías y toxinas.

El secreto de la dieta depurativa está en la naturaleza

Existen complementos alimenticios que nos ayudan a realizar una depuración y desintoxicación general y eficiente de nuestro sistema hepático y renal, a la vez que notaremos los beneficios en nuestra piel, estado de ánimo y con las pilas cargadas.

Para ello, la dieta depurativa o los complementos alimenticios, se basan en productos extraídos de la naturaleza, con componentes totalmente orgánicos y propiedades realmente sorprendentes.

El Depurativo Antártico

Si hablamos de sistemas que ayudan a paliar los efectos de un mal funcionamiento de estos procesos, debemos destacar el Depurativo Antártico. Una composición a base de hierbas que actúa como desintoxicante, digestivo y facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar.

La formulación de este método permite estimular la actividad de los órganos implicados. En su composición, ante todo, debemos subrayar que no contiene alcohol ni azúcares y que hay que evitar mezclarlos con la dieta durante el proceso.

Sus ingredientes se cimentan sobre productos naturales y extractos de plantas con grandes propiedades depuradoras. Le describimos algunos de los principales componentes depurativos:

  • Durvillea Antártica: Un alga originaria de las frías aguas del Antártico que contiene hasta un 48% de ácido algínico. Este elemento tiene dos propiedades fundamentales: Uno, que no es absorbido por el organismo y dos, que es capaz de absorber metales pesados como el plomo, cadmio, mercurio, entre otros.
  • Anís: El extracto de este elemento es activo en las problemáticas vinculadas a la mala digestión, mejora el proceso e incrementa la velocidad de vaciamiento gástrico.
  • Menta: Su actividad se basa en funciones sedantes y curativas a nivel del colon, ya que esta vía es la encargada de la depuración del organismo y en ella vive la flora bacteriana intestinal.
  • Melisa: Actúa en las alteraciones gástricas vinculadas a la ansiedad o estrés.
  • Regaliz: importante componente de la medicina tradicional china. Aporta propiedades antioxidantes y protección en las paredes celulares. Funciones muy importantes a nivel gástrico y hepático.
  • Genciana: Se utiliza la raíz con importantes propiedades gastrointestinales, con funciones destinadas a la depuración hepática.
  • Alcachofa: Como el ingrediente que le precede, sus funciones se dirigen hacia la depuración hepática, que los realiza mediante dos mecanismos diferentes; la síntesis de ácidos biliares y la reducción de la síntesis del colesterol.
  • Saúco: Se utilizan las flores, ya que presentan en su composición elementos que propiedades diuréticas.
  • Jull: Al igual que el Saúco, sus efectos son diuréticos. Pero actúa en varios frentes, puesto que también es un protector hepático muy útil.
  • Perejil: Que más allá de sus propiedades culinarias, es un potente diurético y depurador.
  • Bardana: Los estudios realizados le atribuyen virtudes depurativas cutáneas, ideales para grandes y el acné.

Es un listado realmente largo, lo que es una buena noticia, y más teniendo en cuenta que todos ellos nos proporciona la naturaleza y están al alcance de nuestra mano. Hay más extractos con poderes depurativos, y otros muchos que, como decíamos al principio, podemos incorporar a nuestra dieta diaria sin demasiados esfuerzos.

Para recordar algunos que están a nuestro alcance en un mercado cualquiera, destacamos el apio, los espárragos, la escarola, los cardos, la cebolla, las coles, …

Si hablamos de frutas, destacar la súper-famosa fruta con estos poderes: la piña. Pero también la uva, fresas, manzana, pera, kiwi, naranja… y siempre tomarla con la pulpa.

Es muy recomendable tomar infusiones después de las comidas o como tentempié. Las más adecuadas son las de Diente de León, Regaliz, Melisa y cola de caballo.

Como ingredientes principales en nuestros cocinados, debemos tener en cuenta el pollo, el pan, la pasta, el arroz,… en la medida de lo posible, en su forma integral.

Y finalicemos con el producto estrella: ¡el agua! Beber mucha agua nos ayudará en la retención de líquidos. Mínimo un litro y medio al día. Y por supuesto, evitar tomar bebidas excitantes como el café o bebidas energéticas.

En Nutrireset Centro de estética en Andorra somos expertos en la materia y queremos ayudarte a que te sientas mejor con tu cuerpo, por dentro y por fuera. Visítanos y resolveremos tus dudas y preguntas que te surjan sobre el tema.

 

Tratamientos Corporales

0 Comentarios